Cómo ayudar a los niños con discapacidad a aprender

El juego cotidiano y la comunicación con usted pueden ayudar a su hijo con discapacidad a explorar su mundo, aprender cosas nuevas y aumentar su confianza y capacidad. Los padres podemos  estimular la motivación de nuestros hijos para aprender al desarrollar sus intereses.

 

Aprendizaje de  niños con discapacidad: sintonizar intereses

Cuando quiere ayudar a su hijo con discapacidad a aprender, sus intereses diarios son un buen lugar para comenzar.. . Cuando su hijo está haciendo algo que le interesa, existe  más probabilidad de que se sienta motivado y dispuesto a aprender.

Puede utilizar los intereses de su hijo como base para:

  • Desarrollar y/o mejorar el habla y el lenguaje
  • Potenciar sus habilidades sociales
  • Aumentar su confianza para usar sus habilidades en otros entornos
  • Desarrollar su habilidad para seguir instrucciones y participar en grupos.
  • Aprender a resolver problemas
  • Aprender a turnarse, jugar y divertirse con los demás.

 

Involucrar a otras personas en el aprendizaje de su hijo

Es bueno que otras personas, además de los padres sean partícipes del aprendizaje de su hijo. Estas personas podrían ser, entre otros, los abuelos,  y demás familiares. Esto ayudará a crear consistencia mientras su niño aprende nuevas habilidades.

Como ejemplo: podría decirle a los abuelos  que su hijo está aprendiendo a nombrar los alimentos durante las comidas, de modo que también puedan hacerlo cuando esté con ellos, o tal vez quiera que el centro infantil  sepan que su hijo sabe  contar juguetes

También puede hablar con los maestros de su hijo de preescolar o escolares, sobre las estrategias que les resultan útiles, de modo que pueda usar las mismas estrategias que usted utiliza  en el hogar para desarrollar la confianza y las habilidades de su hijo.

 

Usar rutinas cotidianas para el aprendizaje.

Los eventos y las rutinas cotidianas pueden ser una  oportunidad estupenda para que su hijo desarrolle intereses y aprenda cosas nuevas.

Por ejemplo, si está clasificando la ropa, puede pedirle a su hijo que lo ayude a recoger todos los calcetines. O podría nombrar toda la ropa y que él se la vaya alcanzando. O podrías hablar de los colores y contar todas las prendas.

Durante las comidas, puede pedirle a su hijo que ponga la mesa: un mantel que muestre dónde colocar los cubiertos, los vasos y los platos podría ayudar. Mientras come, puede practicar nombrando diferentes alimentos o turnarse para contar historias o chistes.

También puede crear oportunidades interesantes para aprender ajustando las actividades que le gustan a su hijo en su día a día. Por ejemplo, si a su niño le gustan los animales, puede detenerse en la tienda de mascotas  y hablar sobre los animales, de qué color son, o contar cuántos perros ven en su camino hasta  la escuela.

 

Conocer  los intereses de su hijo

Puede averiguar qué le interesa a su hijo si pasa tiempo observándolo y jugando con él . ¿Qué le hace sonreír o reír? ¿Qué le gusta hacer ? Por ejemplo, ¿elige las actividades de construcción, Lego, disfraces, coches, trenes, juegos al aire libre, animales, juegos acuáticos, insectos, materiales de dibujo o manualidades?

Si su hijo tiene un programa de televisión favorito, también puede usarlo para aprender.

En el caso de que la discapacidad de  su hijo limite sus  habilidades de lenguaje o juego observe:  ¿a qué apunta o mira? ¿Qué le llama la atención? ¿Qué la excita o la calma?

Si su hijo no parece tener ningún interés en particular, puede probar algunas actividades de juego, juguetes y experiencias diferentes, como escuchar música o mirar burbujas. Esto puede ayudarte a ver qué le llama la atención.

 

Estimular el aprendizaje usando los intereses de su hijo

Una vez que haya descubierto lo que le gusta a su hijo, su próximo paso es pasar tiempo jugando y divertirse con él .

Es posible que sea su objetivo pasar tiempo jugando con su hijo todos los días. Una estrategia sencilla, puede ser comenzar con cinco minutos dos veces al día, y sobre todo en momentos en que puede prestarle toda su atención. ¡Es genial si puedes unirte a su juego!

Puede usar estos momentos y actividades divertidas para desarrollar el lenguaje y las habilidades motoras de su pequeño. Por ejemplo, usted podría:

  • sostenga un juguete que le guste a su hijo y pídale que diga su nombre
  • use el interés de su hijo en una figura o personaje de juguete para representar situaciones sociales que podrían ocurrir en el patio de recreo
  • el interés de su hijo en construir cosas es una forma fantástica  para desarrollar habilidades de motricidad fina y motricidad gruesa .
Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Plaza Toy Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *