Desarrollo, cambios sociales y emocionales entre los 9-15 años.

La adolescencia es una época de grandes cambios sociales, cambios emocionales y cambios en las relaciones. Estos cambios muestran que su hijo está formando una identidad independiente y aprendiendo a ser un adulto.


Cambios sociales en la adolescencia.


Identidad

Los jóvenes a esta edad se ocupan en resolver quiénes son y dónde encajan en el mundo. Puede notar que su hijo está probando nuevos estilos de ropa, música, arte, grupos de amistad, etc. Los amigos, la familia, los medios de comunicación, la cultura y más… ;  moldean las opciones de su hijo en estos años.

Independencia

Su hijo probablemente querrá más independencia sobre algunas cosas como la forma de vestir, cómo pasa el tiempo, con quién pasa el tiempo, en qué gasta el dinero, etc. A medida que su hijo se vuelva más independiente, probablemente significará algunos cambios en sus rutinas y relaciones familiares, así como en las amistades .

Responsabilidad

Su hijo podría estar dispuesto a asumir más responsabilidad tanto en el hogar como en la escuela. Esto podría abarcar cosas como cocinar la cena una vez a la semana o incluso presentarse a delegado de clase.

tanto en el hogar como en la escuela. Esto podría abarcar cosas como cocinar la cena una vez a la semana o incluso presentarse a delegado de clase.

Nuevas experiencias

Es probable que su hijo busque nuevas experiencias, incluidas las experiencias de riesgo . Esto es normal cuando los adolescentes exploran sus propios límites y habilidades, así como las normas que usted establece. ¡Ella/él  también necesita expresarse como un individuo!

Pero también y debido a cómo se desarrollan los cerebros de los adolescentes , su hijo puede que a veces tenga dificultades para pensar en las consecuencias y los riesgos antes de intentar algo nuevo.

Valores

Este es el momento en que su hijo comienza a desarrollar un conjunto individual más fuerte de valores y morales. Cuestionará más cosas y también se dará cuenta de que es responsable de sus propias acciones, decisiones y consecuencias. Sus palabras y acciones ayudan a formar el sentido de “lo correcto” y “lo incorrecto” .

Influencias

Los amigos y compañeros de su hijo podrían influir en él , particularmente en su comportamiento, apariencia, intereses, sentido de sí mismo y autoestima. Pero usted aún tiene una gran influencia en cosas a largo plazo como las opciones de carrera, los valores y la moral de su hijo.

Identidad sexual

Su hijo a esta edad podría comenzar a tener relaciones románticas o ir a “citas”. Pero estas no siempre son relaciones íntimas. Para algunos jóvenes, las relaciones íntimas o sexuales no ocurren hasta algo más tarde en la vida.

Medios de comunicación


Internet, los teléfonos móviles y las redes sociales pueden influir en la forma en que su hijo se comunica con sus amigos y aprende sobre el mundo.

Cambios emocionales en la adolescencia.


Estado de ánimo y sentimientos
Su hijo puede mostrar sentimientos fuertes y emociones intensas, y su estado de ánimo puede parecer impredecible. Estos altibajos emocionales pueden llevar a un aumento del conflicto. Ocurren en parte porque el cerebro de su hijo todavía está aprendiendo a controlar y expresar emociones de manera adulta.

Sensibilidad hacia los demás
A medida que su hijo crezca, mejorará en la lectura y en la comprensión de las emociones de los demás. Pero mientras su hijo desarrolla estas habilidades, a veces puede leer mal las expresiones faciales o el lenguaje corporal.

Autoconciencia
La autoestima de los adolescentes a menudo se ve afectada por la apariencia, o por la forma en que los adolescentes creen que se ven. A medida que su hijo se desarrolla, puede sentirse cohibido por su apariencia física. También podría comparar su cuerpo con el de amigos y compañeros.

Toma de decisiones
Su hijo puede pasar por una etapa en la que parece actuar sin pensar mucho el tiempo. Las habilidades de toma de decisiones de su hijo todavía se están desarrollando, y aún está aprendiendo que las acciones tienen consecuencias e incluso riesgos en algunas ocasiones.

Cambios en las relaciones en la adolescencia.


Uno de los grandes cambios que podría notar es que su hijo quiere pasar más tiempo con amigos y compañeros y menos tiempo con la familia.

Al mismo tiempo, puede parecer que usted y su hijo tienen más distanciamiento. Esto es normal, ya que los niños buscan más independencia. También es porque su hijo está empezando a pensar de manera más abstracta y a cuestionarse diferentes puntos de vista. 

A usted como padre o madre, podría serle útil saber que el conflicto con los hijos tiende a ser máximo en la adolescencia temprana y que estos cambios, lo que muestran es que su hijo está madurando. Incluso si piensa que en esta edad de su hijo , está discutiendo demasiado con él o ella; sepa que no es probable que afecte su relación con su hijo a largo plazo. Pero podría ser una buena idea desarrollar algunas formas de manejar los conflictos en esta etapa de su relación.

Muchas personas piensan que la adolescencia  es un momento difícil, y que todos los adolescentes tienen  mal humor y se comportan de manera desafiante. De hecho, algunos estudios muestran que solo el 5-15% de los jóvenes atraviesan una agitación emocional extrema, se vuelven rebeldes y/o tienen conflictos importantes con sus padres.


Apoyando el desarrollo social y emocional en la adolescencia.


Los cambios sociales y emocionales son parte del viaje de su hijo a la edad adulta. Ustedes como padres tienen un gran papel que desempeñar para ayudarle a desarrollar emociones y habilidades sociales. Las relaciones sólidas con la familia y los amigos son vitales para el saludable  desarrollo social y emocional  de su hijo.

Aquí tiene algunas ideas para ayudarlo a mejorar el desarrollo social y emocional de su hijo.


Sea un modelo a seguir
Puede ser un modelo a seguir para relaciones positivas con sus amigos, hijos, compañeros y colegas. Su hijo aprenderá al ver relaciones que tienen respeto, empatía y formas positivas de resolver conflictos.

También puede modelar maneras positivas de lidiar con emociones y estados de ánimo difíciles. Por ejemplo, habrá momentos en que te sientas irritable, cansado e insociable. En lugar de retirarse de su hijo, podría decir: “Estoy cansado y enfadado. Siento que no puedo hablar ahora sin molestarme. ¿Podemos tener esta conversación después de la cena?”

Conozca a los amigos de su hijo.
Conocer a los amigos de su hijo y hacer que sean bienvenidos en su hogar le ayudará a mantenerse al tanto de las relaciones sociales que mantiene  su hijo. También muestra que reconoce la importancia que tienen los amigos para su sentido de identidad.

Si le preocupan los amigos de su hijo, es posible que usted mismo pueda guiarlo hacia otros grupos sociales. Pero prohibir una amistad o criticar a los amigos de su hijo podría tener el efecto contrario. Es decir, es posible que  quiera pasar más tiempo con el grupo de amigos que ha prohibido.


● Escuche los sentimientos de su hijo
La escucha activa puede ser una poderosa forma de fortalecer la relación con su hijo en estos años de adolescencia y pubertad.

Para escuchar activamente, debe dejar de hacer lo que esté haciendo cuando su hijo quiere hablar con usted. Si estás en medio de algo, haz un momento de receso en el que puedas escuchar. Respete los sentimientos de su hijo y trate siempre de entender su perspectiva, incluso si no es la misma que la suya. 


● Se abierto a tus sentimientos
Decirle a su hijo cómo se siente cuando se comporta de una manera particular le ayuda a él a aprender a leer y responder a las emociones. También modela formas positivas y constructivas de relacionarse con otras personas. Puede ser tan simple como decir algo como “Me sentí realmente feliz cuando me invitaste a tu partido escolar”.


● Hable sobre relaciones, sexo y sexualidad
Si habla sobre relaciones, sexo y sexualidad de manera abierta y sin prejuicios con su hijo, esto puede promover la confianza entre usted y él/ella. Pero es mejor buscar los momentos cotidianos en los que puede plantear estos problemas fácilmente, en lugar de tener una gran charla.

Cuando surgen estos momentos, a menudo es bueno descubrir lo que su hijo ya sabe. Importante sería que usted pueda  corregir  cualquier desinformación. Use la conversación como una oportunidad para hablar sobre el comportamiento sexual apropiado. Y hágale saber a su hijo que siempre está disponible para hablar sobre preguntas o inquietudes que tenga.


● Céntrese en lo positivo
Puede haber ocasiones en las que parezca que tiene muchos conflictos con su hijo o su hijo parece muy malhumorado y así sucesivamente. En estos momentos, lo que ayuda es enfocar y reforzar los aspectos positivos del desarrollo social y emocional. Por ejemplo, podría elogiar a su hijo por ser un buen amigo, por tener una gran variedad de intereses, por esforzarse mucho en la escuela, etc.


● Cuidando de ti mismo
Es fácil quedar atrapado en las necesidades de su hijo y en las tareas diarias de llevar a los niños a actividades deportivas y sociales. Incluso con todo esto, usted debecuidarse a sí mismo y dedicar tiempo a las cosas que disfruta pueden hacer que se sienta positivo sobre la crianza de su hijo adolescente .

Referencias: 

https://www.mentesana.es/psicologia/hijos/por-que-adolescencia-es-etapa-tan-dificil_1198

https://www.psychologytoday.com/intl/basics/adolescence

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Plaza Toy Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *